Autónomo o SL, ¿qué es mejor?

Autónomo o SL, qué es mejor

A la hora de emprender, ya sea en Bizkaia o en el resto del país, muchas personas se preguntan si hacerlo siendo autónomo o SL. En Gesfiser Ibr llevamos años recibiendo clientes en nuestras oficinas de Bilbao que nos plantean esta duda antes de iniciar un negocio.

Lo cierto es que es difícil dar una respuesta genérica porque hay que estudiar tanto las necesidades del proyecto como sus circunstancias específicas. Teniendo en cuenta esta consideración, queremos explicarte cuál es la diferencia entre un autónomo y una SL para ayudarte a encontrar una respuesta acertada.

¡Lee atentamente hasta el final para poder tomar la decisión correcta con todos los datos encima de la mesa!

Diferencias entre un autónomo y una SL

En un enfrentamiento autónomo vs SL no se puede dar a ninguno de los dos por claro vencedor ya que son muchas las cuestiones a analizar. Pero para entender bien las implicaciones que conlleva cada una de estas dos fórmulas para empezar una actividad, hay que tener en cuenta sus principales diferencias ¡Aquí están las más relevantes!

  • Responsabilidad: La principal ventaja de una SL es que, ante cualquier adversidad, la persona solo responde con el patrimonio de la sociedad en cuestión. Mientras que el autónomo hará frente a cualquier dificultad con su propio patrimonio.
  • Trámites: Darse de alta como autónomo es mucho más sencillo y económico que constituir una SL. De hecho, los trámites para ser autónomo en Bizkaia suelen durar un solo día, mientras que para formar una sociedad pueden prolongarse hasta un mes.
  • Costes: A nivel general, los costes de ser autónomo son muy inferiores a los de montar una sociedad. Además, para constituir la SL se debe aportar al menos un capital de 3.000 euros y el administrador de la misma pagará una cuota de Seguridad Social (por ser autónomo societario) de unos 370 €. El autónomo, por su parte, tiene que pagar la cuota de autónomos pero puede beneficiarse de la bonificación de la tarifa plana de 50€ durante el primer año.

Diferencias entre un autonómo y una SL

  • Impuestos: En el caso de los autónomos, el IRPF es progresivo, por lo que al principio se benefician de pagar un porcentaje realmente bajo. Con el tiempo, y si se obtienen ganancias elevadas, este tributo puede llegar a situarse muy por encima del 24 % que tributan las empresas por el impuesto de sociedades en Vizcaya.
  • Financiación: Por norma general, las SL consiguen financiación bancaria con más facilidad, demostrando solvencia y una contabilidad positiva. Es innegable que una empresa tiene más capacidad económica y, por lo tanto, resulta más fiable de cara a los bancos.
  • Confianza: No hay duda que tanto para los bancos, como veíamos en el punto anterior, como para los clientes o para otras empresas, no es lo mismo una SL que un autónomo. Una sociedad siempre ofrece una imagen de mayor solvencia y profesionalidad, algo importante en el mundo de los negocios y que debes valorar a la hora de tomar la decisión final.

¿Es mejor ser autónomo o crear una SL?

Volvemos a la pregunta del principio, ¿es mejor ser autónomo o sociedad limita? Lo cierto es que si tienes esa duda, es porque no tienes muy claro que puedas salir adelante como SL.

Por lo tanto, y como no es una decisión definitiva, lo mejor en la mayoría de los casos es empezar como autónomo. Podrás beneficiarte de la tarifa plana, reduciendo los costes al mínimo y tendrás unos trámites más rápidos y sencillos.

Piensa que más adelante, si te va bien y crees que es lo mejor, podrás cambiar y convertirte en sociedad.

Lo más importante es que a la hora de emprender cuentes con asesoramiento profesional, como el que te podemos ofrecer desde Gesfiser Ibr. Te ayudaremos a resolver todas tus dudas y a empezar tu nueva actividad. Contacta con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.